El Instituto se llena de “duende” para celebrar el Día del Flamenco

recorte01 - copia

El lunes 17 de noviembre se realizaron diversas actividades complementarias en el Instituto para celebrar el Día del Flamenco, que fue justo el domingo anterior, día 16 de noviembre. Desde actuaciones musicales hasta ponencias, pasando por proyecciones y murales, hicieron que el lunes el IES Huelin supiera a jondo y tuviese duende en cada una de sus esquinas.

El pasado 16 de noviembre de 2010, la UNESCO incluyó al flamenco en la lista de manifestaciones culturales que forman parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Ese es el motivo por el que el 16 de noviembre de cada año se celebra el Día del Flamenco, y por el que en el IES Huelin se programaron actividades para conmemorarlo con el alumnado del Centro. Dichas actividades fueron promovidas principalmente por el Departamento de Actividades Complementarias y Extraescolares y por el Departamento de Música, haciéndose extensivas a todo el Centro. En cuanto a su finalidad, estuvieron orientadas a promover el conocimiento y la reflexión en torno al flamenco como elemento singular del patrimonio cultural andaluz, valorado y respetado dentro de la cultura española y universal.

Las actividades comenzaron con ponencias del gestor cultural flamenco Paco Roji, que durante toda la mañana estuvo dando charlas a los grupos de 1º de ESO en el Aula de Música del IES.  Roji es un apasionado del flamenco y un gran investigador de lo jondo en Málaga, empeñado en que no caigan en el olvido los grandes artistas locales de este género. Así, es coautor de libros como “La Repompa de Málaga”, “Carrete, al compás de la vida” y “La Cañeta de Málaga, José Salazar y la Pirula”. Además, durante ocho años regentó en el centro de la capital la tienda Flamenka, un espacio cultural flamenco que cerró sus puertas pero que mantiene su legado a través de la página Web homónima.

IMG-20141117-WA0015

Roji habló sobre la importancia del flamenco, sobre sus manifestaciones, a través de “el cante, el toque y el baile”, sus palos y sus distintos representantes en una charla amena e integradora cuyo eje principal fue el transmitirles a los alumnos/as su pasión por esta música que “te cala y te pone las pilas”. Una pasión que, en su caso, llega hasta tal punto que “a veces me encontraba llevando el compás al escuchar el zumbido de mi moto”, relataba a los alumnos.

El gestor cultural flamenco hizo mucho hincapié en los numerosos músicos de este género que ha dado el barrio de Huelin, lo que captó aún más la atención del alumnado. Además, proyectó un vídeo elaborado por él en el que hace un recorrido por las principales características y formas de expresión del flamenco, y que gustó mucho al alumnado. “La charla fue muy interesante y divertida, aprendí mucho. Y me encantó el vídeo”, comenta Indara Galindo (1º ESO D), una de las alumnas asistentes a la ponencia. Una ponencia, que, por si faltaba algo, acabó con todo el alumnado llevando el compás de unos tangos. Y ellos, encantados.

Por tangos, soleares y alegrías sonó también el vestíbulo del Insituto, y es que el “duende” traspasó los muros del aula de Música y llegó a todo el Centro. Al entrar, el alumnado era recibido por un enorme y vivo cartel realizado por las alumnas Carmen Vázquez y Ana Montes, de 2º ESO D, que avisaba de que era el “Día del Flamenco”. Además, durante toda la mañana hubo proyecciones sobre flamenco en una gran pantalla colocada en el vestíbulo, que consiguió que todos lo que pasaban por allí se girasen y se parasen un momento, tomando conciencia de lo que se celebraba. Algunos sonreían, otros tarareaban un estribillo y hubo incluso quien hizo algún pequeño baile flamenco al pasar por allí. El arte se abrío paso en mitad la rutina. Y no dejó indiferente a nadie.

20141117_113745     20141117_113807

El colofón de las actividades programadas en el edificio principal del Instituto llegó en el recreo, cuando el flamenco sonó en directo en el vestíbulo. Los alumnos Eduardo Díaz, de 3º ESO A  y Claudio Grossu, de 2º ESO A, interpretaron el conocido tema “Orobroy”, del pianista flamenco David Peña, “Dorantes”. El numeroso público, entre el que se hallaban miembros de todos los sectores de la comunidad educativa, se arremolinó en torno a ellos y se quedó extasiado ante la emoción en estado puro que salía a borbotones por la garganta de “Edu”, cuyo “quejío” y voz desgarrada cantando en idioma caló consiguió erizar la piel a todos los presentes. Y el pianista no le quedó a la zaga, desplegando sentimiento y garra en cada acorde, regalando su genialidad nota a nota. Paco Roji, que asistió a la actuación, no encontraba palabras para describirlo: “He estado a punto de llorar”, decía. Muchos otros sintieron lo mismo, a juzgar por la emoción dibujada en sus caras. Y es que estos dos alumnos demostraron que el flamenco no tiene fronteras ni límites, nos une y nos hace grandes, traspasa barreras y llega, directo, al alma. De eso se trataba.

20141117_114310   IMG-20141119-WA0000

 

Texto: Marinela Montoro

Fotos: Agustín Cortés/ Marinela Montoro

Enlace permanente a este artículo: http://ieshuelin.com/huelinwp/2014/11/el-instituto-se-llena-de-duende-para-celebrar-el-dia-del-flamenco/

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: